Arzobispo

S.E.R. Mons. Héctor Aguer, Arzobispo de La Plata
Lema episcopal: silenti opere

 

Documentos

 

Escritos y Homilías

 

Libros

 

Nacido en Buenos Aires el 24 de mayo de 1943.

Realizó estudios superiores en Humanidades y Filosofía -Seminario Metropolitano de Buenos Aires (1964-1968)-; Lengua Hebrea 0-Departamento de Estudios Bíblicos del Instituto de Cultura Religiosa Superior (1965-1967)-; Teología -Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina (1968-1972)-, obteniendo el grado de Licenciado en Teología.

Ordenado Sacerdote para la Arquidiócesis de Buenos Aires en 1972. Ejerció el ministerio parroquial (1972-1978), la docencia universitaria y la formación sacerdotal. Designado Obispo Titular de Lamdia y Auxiliar de Buenos Aires (26 febrero 1992). Consagrado en la Catedral de Buenos Aires el 4 de abril de 1992. Obispo Auxiliar de Buenos Aires (1992-1998): Vicario Zonal y Delegado del Arzobispado para el Área Doctrina, Liturgia y Espiritualidad; Vicario Episcopal de Educación. Arzobispo Coadjutor de La Plata (1998-2000). Arzobispo de La Plata, por sucesión desde el 12 de junio de 2000.

Gran Prior para la Argentina de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén. Capellán Conventual de la Soberana Orden Militar de Malta. En la Santa Sede es miembro del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, del Pontificio Consejo de la Cultura, de la Pontificia Comisión para América Latina, de la Pontificia Comisión para los Bienes Culturales de la Iglesia y del Consejo Internacional para la Catequesis de la Congregación del Clero; Académico Honorario de la Pontificia Academia Santo Tomás de Aquino. En la Conferencia Episcopal Argentina es Presidente de la Comisión de Educación, miembro de la Comisión Permanente y de la Región Pastoral Platense.

Algunas de sus publicaciones más recientes: Desde el areópago, Buenos Aires,, Ed. Serviam 2003; Espíritu y fuego. Lima, Vida y Espiritualidad, 2001; Sobre la educación católica en el momento actual. Buenos Aires, Ed. Serviam, 1998; Textos y contextos. Buenos Aires, Ed. Corcel, 1999; Pascua del Señor, nuestra Pascua. La Plata 2006.

Desde hace 7 años lleva adelante el programa “Los 2 Reinos”, los domingos de 9 a 11 por Radio Pcia. de Buenos Aires. Además de su columna semanal en “Claves para un mundo mejor”, por Canal 9, dirige “Desde el Areópago” programa de media hora semanal que se emite por varios canales de cable.

Algunas publicaciones

Sobre la educación católica en el momento actual. Buenos Aires, Ed. Serviam, 1998, 40 pág.

Textos y contextos. Buenos Aires, Ed. Corcel, 1999, 256 pág.

Espíritu y fuego. Lima, Vida y Espiritualidad, 2001, 253 pág.

“Infirmitas Christi”. La debilidad de Cristo en el comentario agustiniano de los Salmos. Teología XV (1978), 101-146.

La interpretación agustiniana del Salterio. Estudios Teológicos y Filosóficos X (1979), 175-194.

Del amor y la amistad. Teología XVII (1980), 28-42.

La conservación de la fe: ortodoxia y martirio. En el volumen colectivo “La conservación del patrimonio material y espiritual de la Nación”. Buenos Aires, OIKOS, 1982, pág. 279-292.

Fundamentos sapienciales de la ecología. Sapientia XXXVIII (1983), 139-146.

Oikos y téjne en la perspectiva clásica y cristiana. En “Tecnología alternativa y medio ambiente”. Buenos Aires, OIKOS, 1983, pág. 137-148.

La verdad del alma. Una lectura de la cuestión 10 “De Veritate”. Teología XXI (1984), 101-115.

Razón y pecado. Tres cuestiones sobre el conocimiento moral. Teología XXIII (1986), 37-54.

“Sólo Dios se entraña en el espíritu”. Uso tomista de un teologúmeno. Teología XXVII (1990), 19-31.

La rispota del uomo di oggi al problema del dolore. En el volumen colectivo “Croce e nuova evangelizzazione”. Roma, Edizioni CVS, 1994, pág. 41-52.

Parresía de la fe, audacia de la razón. Revista Eclesiástica Platense CII (1999), 305-316.

Los documentos del Concilio Plenario de América Latina. Análisis teológico, jurídico y pastoral. En “Los últimos cien años de la evangelización en América Latina”. Ciudad del Vaticano, Libreria Editrice Vaticana, 2000, pág. 235-254.

El fenómeno de la globalización. Orientaciones para un discernimiento pastoral. Revista Eclesiástica Platense CIV (2001), 331-336.

El Santo Sacrificio de la Misa. Revista Eclesiástica Platense CIV (2001), 729-736.

Lo sagrado y su ámbito. Revista Eclesiástica Platense CV (2002), 61-69.

Artículos publicados en “Criterio”, “Gladius”, “La Prensa”, “La Nación” y en otras revistas y periódicos.

Colabora habitualmente en “El Día” de La Plata


*

Traducción (del latín) de:
Cornelio Fabro: Curso de Metafísica. Buenos Aires, Ed. Fac. de Teología de la UCA y Librería del I.C.R.S., 1968


*

En preparación (a publicarse en 2002):

Razones de nuestro júbilo.
Segunda antología.

*

Audiciones de Radio:

“Los dos Reinos”: Domingos, de 9 a 11. AM 1270 Radio Provincia de Buenos Aires; Lunes, de 8 a 9 hs. FM 97.9 Radio Cultura..

“Música y Oración”: Sábados, de 18 a 19. AM 1110 Radio Ciudad de Buenos Aires.

En televisión:

“Claves para un Mundo Mejor”: Sábados a las 10 hs., América TV.

“Desde el areópago”. Miércoles 8 hs. y Sábados 20 hs., Canal 76 (Multicanal) Canal 12 (Cable Visión).


Escudo Episcopal

 

Descripción heráldica

De forma francesa, cuartelado.

1º y 4º de gules, un roble de oro, arrancado y frutado. 2º de plata, una cruz ancorada, de gules, con cuatro veneras de azur, una en cada ángulo. 3º de azur, tres fajas de plata en pal.

El lema, sobre bandera flotante de pergamino, reza: SILENTI OPERE

Timbra el escudo la cruz episcopal de oro.

 

Simbolismo

En la primera y cuarta partición, el roble, destacado sobre campo de gules, representa la fortaleza apostólica como realización concreta de la caridad, ya que es oficio de amor apacentar el rebaño de Cristo.

La segunda partición evoca el Camino de Santiago en su paso por el Béarn, el país de Soule y la Navarra francesa, tierras de origen de su familia paterna. Los símbolos de la peregrinación se refieren también al seguimiento de Cristo Crucificado.

La tercera partición asume el blasón atribuido a sus antepasados maternos, que ha sido puesto aquí, además, porque sus colores son los patrios y los de Nuestra Señora.

El lema está tomado de la Sagrada Liturgia (Poscomunión de la Misa 8 del Misal Mariano) y expresa el propósito del Arzobispo de contribuir a la edificación del Reino de Dios CON EL TRABAJO SILENCIOSO, a ejemplo de la Virgen María y de San José.